Chile se enfrenta a dos peligros: la floración de algas nocivas en las zonas salmoneras y el riesgo de una nueva ley de pesca.

Chile se enfrenta a dos peligros: La floración de algas nocivas en las zonas salmoneras y el riesgo de una nueva ley de pesca.

El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de Chile (SERNAPESCA) ha informado de un nuevo evento de floración de algas nocivas en el mar del sur del país. Causando pérdidas de más de 2.800 toneladas de salmón. Esto representa un impacto millonario para la industria acuícola chilena.

Varias empresas ya han activado planes de contingencia para tratar de evitar más muertes de salmones. En este mismo sentido, SERNAPESCA, además de los esfuerzos logísticos, también está supervisando el cumplimiento efectivo de estos planes de contingencia, que consiste en el retiro de todos los salmones muertos por esta microalga y la recaptura de los peces en las zonas afectadas, para llevarlos a plantas de reducción, y no enviar estos peces a plantas de procesamiento para consumo humano.

Cabe destacar que tanto el salmón atlántico como el salmón coho están sufriendo las consecuencias de la proliferación de esta alga nociva para estas especies. La floración de esta alga nociva identificada como alga del género Pseudochatonella es un fenómeno natural causado por diversos factores climáticos y ambientales, que provocan un aumento de ciertas especies de microalgas en el agua, lo que provoca la obstrucción de las branquias de los salmones y su posterior asfixia.

Otro riesgo sobre la pesca en Chile es la intención del presidente (Sr. Gabriel Boric) de cambiar las reglas del juego, reemplazando la ley actual por una nueva que asegure la sustentabilidad y evite la corrupción, ya que la norma actual ha sido acusada de haber promovido el soborno y el delito tributario.

Aunque la ley tiene que ser aprobada por otras instancias, puede representar un nuevo factor de incertidumbre en este sector.


Fuente: Seafoodsource / Getty Images, 08/01/24 (edición propia simplificada).